La representante por Bogotá, María José Pizarro autora del proyecto afirma que se trata de un acto para promover la igualdad entre los roles que ejercen tanto el padre como la madre.

Por su parte el senador y candidato presidencial, Gustavo Petro quien fue ponente de la iniciativa dijo que esta ley busca superar tratos discriminatorios contra la mujer. “Esta ley hace que el orden de los apellidos del hijo o hija registrada se tome por consenso entre madre y padre, o por sorteo en caso de conflicto”.

Al respecto, el representante David Racero escribió que “El poder es la capacidad de decidir. Esa es la verdadera equidad de género”.

Queda claro entonces que con la aprobación de esta ley se elimina la imposición de que sea siempre el apellido del padre el primero que vaya acompañando al nombre del menor. De ahora en adelante, si la madre quiere que su hijo o hija lleve como primer apellido el de ella y el padre está de acuerdo, se puede hacer. Si no hay ese acuerdo, se acude a una instancia que es por sorteo.

De acuerdo con la autora del proyecto María José Pizarro y según cifras del Dane, el 56% de las madres en Colombia, son madres cabeza de familia, es decir, 12.3 millones de mujeres.

El 40.7% de los hogares colombianos tienen como jefes de hogar a madres cabeza de hogar.

Los países que han adoptado legislación en torno al cambio en el orden de apellidos son Francia, México, Italia, Argentina y Uruguay.