Los cambios en uniformes y la incorporación de cámaras costarán inicialmente $34.000 millones y se implementarán en junio y julio de 2021.

Los ministerios del Interior, de Defensa y la Dirección General de la Policía entregaron detalles de lo que será el nuevo modelo de vigilancia vecinal que se implementará en el país.

Los cambios buscan acercar a los policiales a las comunidades con el fin de atender los hechos de inseguridad y de convivencia de manera más oportuna, más eficiente y que posibilite que la denuncia ciudadana, sea más efectiva.

Los primeros cambios comenzarán a materializarse a finales de junio e inicios de julio con la puesta en marcha de los pilotos de los nuevos uniformes con cámaras para los integrantes de la policía de vigilancia en siete ciudades del país.