El ministro de Defensa, Diego Molano, anunció una recompensa de hasta 3.000 millones de pesos por información que permita dar con los autores del atentado contra el helicóptero en que se movilizaba el presidente Iván Duque y varios funcionarios. El ataque se registró este viernes cuando la aeronave se aproximaba a la ciudad de Cúcuta, Norte de Santander.

El helicóptero, un Sikorsky UH-60 Black Hawk de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), recibió seis impactos de bala en lo que el propio Duque calificó de “atentado cobarde”, pero pudo aterrizar con sus ocupantes a salvo en el aeropuerto internacional Camilo Daza, de Cúcuta, capital de Norte de Santander.

El general Jorge Vargas, director de la Policía, reveló por su parte que los investigadores accedieron al lugar desde donde se produjeron los disparos contra el helicóptero presidencial, en el barrio La Conquista de Cúcuta, donde que se encontró evidencia que es analizada por peritos. Resalta el hallazgo de rastros de munición empleada por fusiles FAL, de uso de las fuerzas armadas venezolanas, así como de AK-47.