El gerente de TransMilenio, Felipe Ramírez, habló en Mañanas BLU sobre la posibilidad del cierre del sistema en septiembre, de no aprobarse recursos en el Concejo de Bogotá que permitan subsanar la crisis económica.

“Lastimosamente la crisis financiera, que no es exclusiva de Bogotá, que es de todas las ciudades del país y del mundo, han llevado a que todos los sistemas de transporte debamos requerir a los diferentes gobiernos dinero adicional, con el fin de dar garantía a la prestación del servicio. Esto debido a la situación generada por la pandemia en el último año y medio “, sostuvo el ejecutivo.

Por esta razón, aseguró Ramírez, urgen 1.15 billones de pesos adicionales, lo que permitiría que el servicio se pueda prestar hasta diciembre de este año. La no aprobación de los recursos generaría que el sistema de transporte cierre 2021 con un déficit de 2.2 billones de pesos.

Ningún sistema de transporte público genera utilidades. Es importante recordar que todos los sistemas de transporte público en el mundo son subsidiados por sus gobiernos, siempre su operación cuesta más que lo que se recauda en ingresos. En el caso de Bogotá, antes de la pandemia, se estaba subsidiando el 30%. Esto es una cifra realmente baja comparado con otas ciudades en el mundo que subsidian del 60 al 80% de su sistema de transporte público”, aseguró.

La pandemia duplicó el subsidio que se debe poner por parte del Gobierno en la ciudad de Bogotá y es por esto la situación que estamos teniendo en este momento, de solicitud adicional de recursos para dar garantía en la prestación del servicio”, complementó.

El gerente de TransMilenio aseguró que de momento no se van a subir los pasajes y que se buscan los recursos para que sea posible la operación.