Después de varios meses de investigación y de algunas filtraciones, finalmente el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU presentó su reporte sobre el cambio climático en donde muestra que el panorama no es nada favorable.

Una de las principales conclusiones del reporte es que el aumento de las temperaturas que se vive actualmente no tiene comparación con los últimos 2.000 años, y señala que en este momento es 1,1 grados más alta que en la época preindustrial, es decir, entre los años 1850 y 1900.

El informe considera muy probable que la actividad humana sea responsable de cambios en el clima como mayor cantidad de lluvias desde mitad del siglo pasado, pero también de mayor salinidad en las aguas de los océanos y la reducción de los glaciares.

Agrega que muchas de esas consecuencias del calentamiento del planeta son irreversibles, incluyendo el deshielo y el aumento del nivel del mar. Mientras que se puede perder la capacidad de los bosques y de los océanos de absorber el dióxido de carbono y puede debilitarse más si continúan las emisiones.

Este informe es presentado a los gobiernos mientras les piden ampliar sus objetivos climáticos para la cumbre del clima COP 26 en noviembre.