Seis presos palestinos, condenados por terrorismo en Israel y considerados peligrosos, se escaparon esta madrugada de la cárcel de alta seguridad de Gilboa, en noroeste del país, aparentemente cavando un túnel, confirmaron las autoridades israelíes.

“Tras el informe del servicios israelíes de prisiones sobre la fuga de seis presos de Gilboa, un fuerte dispositivo de agentes de la Policía, junto con agentes de la Policía de Fronteras y el Ejército hemos comenzado los operativos de búsqueda y captura”, informó un portavoz policial.

Según la prensa hebrea, uno de los fugados es el conocido preso Zakaria Zubeidi, excomandante en la ciudad de Jenin del ala militar de Fatah, las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa, que cumplía condena por varios ataques mortales incluido un atentado contra la sede del partido Likud en 2002 que mató a seis personas.

Los otros cinco son miembros de la Yihad Islámica palestina ,considerada terrorista por Israel y EEUU, también de Jenin, en el norte de Cisjordania ocupada, donde se escucharon disparos de celebración el lunes por la mañana.

No era la primera vez que intentaban huir de la prisión de Gilboa, ubicada al noroeste de Beit She’an, cerca del mar de Galilea, y se trata de “uno de los incidentes más graves” en la memoria reciente de las prisiones en Israel y que responde a una “grave brecha de seguridad e inteligencia”, según fuentes de prisiones.

Los seis, compañeros de celda, cumplían condena perpetua por ataques mortales contra israelíes y son considerados muy peligrosos por las autoridades israelíes, que han desplegado un fuerte dispositivo en el área, que incluye helicópteros, drones, las fuerzas especiales y perros.

“Durante la noche, recibimos informes de que se habían visto figuras sospechosas en los cultivos de los servicios de prisiones, que descubrieron rápidamente que los presos no estaban en su celda y habían escapado”, indicó el portavoz de la policía, Eli Levy, a la radio pública Kan.

Los funcionarios de prisiones se dieron cuenta de la desaparición en torno a las 4:00 de la mañana hora local en un conteo tras esos reportes, aunque se cree que pudieron haber huido horas antes.

“Oficiales de seguridad en las comunidades cercanas están en alerta sobre la fuga y se han establecido puntos de control en todas las carreteras de la zona”, señaló la Policía.