Las altas precipitaciones y fuertes vientos en Antioquia generaron avenidas torrenciales, crecientes súbitas, vendavales y deslizamientos en cuatro municipios como en el caso de Peque, que amanece incomunicado por la caída de banca en el kilómetro 27 de la vía que conecta con Uramita, en el corregimiento Juntas.

El director del Dagran, Jaime Enrique Gómez Zapata, indicó que la zona más afectada fue la subregión del occidente en los municipios de Uramita, Giraldo, Cañasgordas y en Peque, donde más de 7.000 habitantes están incomunicados.

“Esta pérdida de banca se da tras una avenida torrencial que genera esta socavación y estas afectaciones en la vía”, sostuvo.

El funcionario también reportó que en Cañasgordas “se vieron afectadas, aproximadamente, unas 20 viviendas. Esta afectación es básicamente la pérdida de los techos y cubiertas, y esto se presenta en los sectores Buenos Aires, El Madero y Los Naranjos”.

En el corregimiento Manglar en Giraldo ocurrió avenida torrencial sobre la quebrada Cuzumbí que afectó cinco viviendas. Las autoridades de gestión del riesgo trabajan para atender a las familias damnificadas